lunes, 2 de julio de 2012

Mi dedo acariciando la muralla




Quizás yo ya no vea la luz del deseo esos domingos cuando amanece ante la sombra de mis sueños.




Quizás no busque lo que tenga, pero sí tenga lo que busco.



El amor no es eterno, quizás por eso me guste.



Somos lo que buscamos, sin embargo sólo rozamos los labios que podemos.



He visto mil veces morir el sol, tal vez sea afortunado por tocar mil veces la belleza con los dedos.


Persuasión.



Quizas no debí tomar tus palabras sin decirtelo, quizas era lo que deseabas que hiciese, quizas mi dedo acaricie...


 

2 comentarios:

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...