miércoles, 16 de mayo de 2012

De los sueños que tenía, los que conseguí y los que sigo soñando



Cuando era pequeña quería tener una garaje mecánico, no tiene ni el mas mínimo sentido y mucho menos lógica. No tengo ni pajolera idea de mecánica pero eso es lo que yo quería ser de mayor.

Tal vez esta era una pista de la extraña personalidad que me acompañaba ya por aquel entonces y que con los años a ida creando una mujer que a pesar de parecer temperamental es muy cínica.

No me creo nada de lo que me cuentan y ni me tomo la molestia de de retenerlo mas de lo que me divierte la conversación. Sin embargo hay gente que no se por que consigue traspasar esa barrera, no hay ningún patrón para quienes lo hacen ya que son personalidades muy dispares. A veces hasta les tomo afecto y todo llegados a este punto sacan de mi todo lo que desean.

Nunca soñé con ser madre, lo cierto es que la maternidad mas que ser algo que me atraía mas bien era el causante que yo no pudiese progresar mas en mi trabajo y al final por dar a los que quiero lo que quieren encontré un sueño que jamas tuve pero que hoy adoro.

Podéis pensar que soy una persona influenciable porque fui madre para que otros fuesen felices y se que por mucho que os diga no me creeréis pero solo os digo esto. Cuando quieres a los tuyos y después de sopesar lo que te perjudica y lo que te beneficia decides consentirlos. Al fin y al cabo ya colgaba sobre mi cabeza la espada de Damocles puesto que era una mujer en edad fértil y con pareja el San Benito no me lo quitaba nadie así que visto que el ascenso no iba a ser mio... 

Dar la razón me cuesta nada y menos, el echo de que  la de, no significa que la tenga y me evito tener a alguien pegándome la brasa al oído cuando siempre tengo algo mejor que hacer. Es una de las primeras cosas que aprendí gracias a mi madre, me di cuenta que dándole la razón que no teniéndola acababa haciendo lo que me venia en gana y encima me felicitaba. Es de ser muy hija de puta... pues igual si y como me la suda que se piense que  me están mangoneando...

No soy mujer de sueños imposibles, ni tampoco de grandes romances. Me gusta tomar la vida a pequeños sorbos e ir saboreandola al máximo y las prisas y ansias no ayudan a disfrutar el momento.

Sueños por cumplir, toneladas y casi todos lleva su pequeña porción de sexo, siempre lo he disfrutado tal vez porque nunca he sentido vergüenza de pedir lo que me apetece, necesitaba o fantaseaba.Me encanta ver la expresión de los ojos de mi compañero de cama cuando le susurro una fantasía, ese deseo que nace al instante.  

Un beso muy dulce, susurrarme tu fantasía, tal vez.... ;)

2 comentarios:

  1. Siempre quise ser mamá... quién sabe por qué! jaja! Así que, como quien no quiere la cosa, a los días que me gradué en la universidad di a luz a un preciosa neni XD!! hoy son dos... la parejita, jijji!
    Yo siempre soñé con enseñar a pekes... desde chiquitita, jugaba con mi hermana a la escuelita XD!!! Y hoy soy terapista de aprendizaje y trabajo con niños sordos, autistas y con dificultades para aprender :)
    Siempre tuve en la cabeza... casi desde los 9 o 10 años (sí, sí.. re peke) a un ser que me sometía completa... a esa edad no sabía muy bien de qué iba el asunto... pero luego las imágenes fueron creciendo y juntándose con deseos que no llegaba a comprender del todo. Finalmente y después de 32 años, le pude poner rostro a ese ser y nombre a mis deseos.
    También he de tener de hija de puta y demás... pero todo todo, por lo que deseo.

    Woooooooow! Que ya te conté mi vida!!!! XDDDDDDD!!!!!!!
    Me voooooooooooooooooooooooy! XD!!

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado conocerte un poco mas y ver que a pesar de ser tan distintas y con los sueños tan diferentes andamos un camino muy parecido.....

    Un beso muy dulce cielo

    ResponderEliminar

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...