miércoles, 14 de marzo de 2012

A una orden



A una orden la mujer desaparece
a una orden la sumisa sonríe a tus pies
florece con suavidad
orgullo de quien la posee
orgullo de ella misma

A una orden se abre el paraíso
entra feliz
lágrimas de placer
dolor

A una orden duerme la sumisa
le abraza la mujer

Safe Creative #1203131295782

5 comentarios:

  1. Se te lee con interes, me agrada que hayas recuperado los post en el blog y me gusta la ultima entrada.
    Un Saludo

    ResponderEliminar
  2. Señor bienvenido a mi pequeño manicomio, espero que se encuentre agusto. Y con esto no quiero decir que este para ser internado si no mas bien todo lo contrario aunque hay que reconocer que un pequeño punto lunatico tenemos todos para adorar algo que la mitad de las veces nos complica la vida.

    Poco a poco espero que vuelva a adquirir vida, aunque he de confesar que tengo demasiada hambre de vida para estar constantemente unida a la red... ya se ira viendo.

    Un beso muy dulce

    ResponderEliminar
  3. Locura... locura... qué será que por un lado atrae tanto y por otro nos coloca en guardia? supongo que todo residirá como siempre en encontrar la dosis justa ;)

    ResponderEliminar
  4. Y que entiendes por dosis justa?.... otro dilema

    besitos

    ResponderEliminar
  5. La dosis justa es aquella con la que sencillamente no acabas en el manicomio o creyéndote Napoleón Bonaparte resucitado jajaja :P

    ResponderEliminar

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...