viernes, 16 de marzo de 2012

El sabor de las nueces


Una vez un rey paseaba por el bosque y vio a un pobre viejecito que se afanaba en un surco. Se acercó a él y vio que estaba plantando nogales.

Le preguntó porque lo hacía y el viejecito le respondió: "Me encantan las nueces". El rey le dijo: "Anciano no afanes tu encorvada espalda sobre ese hoyo. ¿Acaso no ves que cuando el nogal crezca tu no vivirás para recoger sus frutos?"

Y el anciano le respondió: "Si mis ancestros hubieran pensado como vos, majestad, yo nunca hubiera probado nueces"

Gracias a quienes aún sabiendo que esta sumisa no estaría a sus pies, me otorgaron el más valioso de todos los bienes, su conocimiento y paciencia.

Gracias por enseñarme el sabor de las nueces. Un beso muy dulce

2 comentarios:

  1. De nada guapa! ha sido un auténtico placer compartir mi "sabiduría" contigo jajaja :P hablando en serio, es de agradecer los "Maestros" que nos vamos encontrando a lo largo de nuestra vida, al menos para compensar a los "cafres" no? XDDDDD

    Otro beso :D

    ResponderEliminar

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...