domingo, 3 de abril de 2011

Dios envía los alimentos; pero el Diablo, envía los cocineros.

Jean de La Bruyére (París, 16 de agosto de 1645 – Versalles. 10 de mayo de 1696), fue un escritor y moralista francés



Es curioso pero se le puede aplicar a lo que es mi sumisión, yo tenía los ingredientes es decir, esa esencia que durante un tiempo no sabia que era.

Catalogada de perversión, distrofia afectiva, desprecio a mi seguridad. Sin embargo no era nada de eso, porque soy una persona sana emocionalmente, caprichosa como cualquiera que disfrute del bienestar de una sociedad consumista y realizada tanto laboral como afectivamente.

Entonces... ¿por que me gusta lo que me gusta?, porque soy así, porque no me gustan las alcachofas, prefiero de primero un plato de sopa con fideos, siempre me pongo azúcar ya que la sacarina no la soporto.

Y allí estaba yo, un maravilloso mercado de ingredientes frescos, deseosa de  mostrar todo lo que podía llegar a ser en unas buenas manos, sin embargo el diablo me mando los peores cocineros que pudo encontrar y cuando ya estaba decidida a aparcar todo en un rincón y continuar, apareció quien es hoy mi Dueño.

Lo triste es que hubo un momento en que llegamos a pensar que los ingredientes se habían estropeado...

Un beso muy dulce

3 comentarios:

  1. Mil millones de verdades en tus palabras.
    Más de mil millones!!
    No tienes idea...
    Me hace sonreir compartir tu pensar.
    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Un beso muy dulce para ti cielo :D

    ResponderEliminar
  3. Si que es un mercado fresco sí, jejeje, pero no cabe duda que sin un buen cocinero, se desperdician los ingredientes, me alegra que topases con el cocinero adecuado.
    Muy buena la metáfora, muchas veces me haces reir con tus ironias, jejeje.

    ResponderEliminar

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...