martes, 29 de marzo de 2011

No se por que, me recuerda a ti



Hará unos treinta años descubrí a George Harrison, me prestaron el albúm The Concert For Bangladesh, eran discos de vinilo lógicamente en una caja naranja la imagen de la tapa me impacto mucho yo tendría trece o catorce años.


En ese disco descubrí a Bob Dylan y en menor medida a Leon Rusell aunque sigo prefiriendo su versión de  Jumpin Jack Flash a la de los Rolling.

La cosa es que con el paso de los años he ido adquiriendo una afición hacia él, he encontrado en CD el concierto y la posterior película y desde que estoy contigo hay una canción de él que no se porque pero es oírla y pensar en mi Dueño.

Creo que expresa (a pesar de haber sido concebida en un colocon) la necesidad que a veces siento de mi Dueño, no es tristeza, ni añoranza sino necesidad, necesidad de orgasmo.



Me sigo sorprendiendo las mañanas que me levanto completamente húmeda, después de haber tenido un sueño tan real que su olor aún flota en el dormitorio, ese día ando desesperada deseosa de un consuelo pero solo me lo puede dar el Dueño de todos y cada uno de mis orgasmos.

Sin embargo a veces siento deseos de encerrarme en un baño y robarte un par de ellos, sin embargo tu presencia se sigue imponiendo y obedezco, solo con tu permiso

Ains mi Dueño, ¡que dificil es obedecer!

Mi dulce Señor
Hm, mi Señor
Hm, mi Señor
Realmente quiero verte
Realmente quiero estar contigo
Realmente quiero verte Señor
Pero falta mucho tiempo, mi Señor

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...