sábado, 26 de marzo de 2011

Domable..... indomable...



Recordando viejos tiempos "chateriles" retorna a mi mente el socorrido... "soy indomable, aún no ha nacido el Dominante que lo consiga" y al final resulta que el mayor "pelagatos" la "doma y monta" y encima le toma el pelo como le da la real gana. ¡Otro mito que se te va al suelo!

Pensando, pensando cosa que no debería hacer si no ponerme a estudiar de una P....(pit)... vez, pero como cada vez que abro el libro me da lo mas parecido a un ataque de epilepsia me he puesto a razonar mi trayectoria en el BDSM.
La primera parte de ella es pasado que no tiene que volver así pues me centro en mi sumisión, ¿he sido indomable?, pues no, he sido muy domable y obediente a la par que despistada, traviesa, insurrecta(que no insumisa) y mas sabia que ciertos "Amos".

Siempre he estado ávida de lo que me podían enseñar y aportar, los problemas de choque que hemos tenido no han sido por quererme hacer valer por indomable, sino por puntos de vista de lo que tiene que ser una relación y un caso omiso de las normas y en este punto no me refiero a las que mi Amo pudiese haberme impuesto, sino a lo que ambos negociamos en su momento.

Curiosamente quien si me encontró como "indomable" fue mi Dueño, sin embargo se que veía mis deseos de ser domada, educada y sometida. La paciencia es importante, de nada le hubiese valido en aquellos momentos haberme hecho escribir un diario con mis faltas, desobediencias, etc... hubiesemos llenado volúmenes para nada, tan solo hacer que se enfadase y que yo fuese a peor. En lugar de ello se dedicaba a preguntarme que era lo que sentía, si estaba feliz, segura, tranquila.

Poco a poco las faltas desaparecieron solas, la confianza se instauro a un punto que los limites desaparecieron y aunque esta sumisa jamas ostentara el "rango" de esclava, a él le fue otorgado el control absoluto de todo mi ser.

El tiempo ha pasado y esta sumisa ya no es ni por asomo la que era, en parte es peor (más bicho) y en parte es mucho mejor (mas domable). Lo que esta claro es lo que expuse hace un tiempo en este mismo blog al hablaros de la leyenda del hilo rojo, él y yo estabamos destinados, dimos vueltas por este mundo enredando nuestro hilo pero todos los que pasaron por mi vida y las que pasaron por la suyo sirvieron para enseñarnos a valorar lo que tenemos.

Y como reza en mi msn.... A tu lado... A mi lado... Tu y yo... Siempre juntos

Un beso muy dulce, te quiero mi Dueño.

4 comentarios:

  1. Si los cambios son para bien, vale!!!! Es lindo saber que siempre se avanza y que siempre que se avanza, se crece. Gracias por compartir tus experiencias.
    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a vosotros por leer mis palabras a veces sin sentido y otras con demasiado. Siempre deberiamos avanzar, lastima que no siempre se pueda pero no debemos olvidar que eso ocurre cuando nos obcecamos en lo que no puede ser y ademas es imposible.
    Un beso muy dulce

    ResponderEliminar
  3. Debo confesar que yo siempre creia que era bastante rebelde e indomable...y ante los que se llaman Amos o Dominantes, reaccionaba al contrario de lo que se supone que una sumisa debe comportarse, sentía rabia y pataleaba...
    Ahora comprendo porque...porque no soy la sumisa de todos...y que intenten domarme uno tras otro como si por sentir la sumisión como un placer estuviera obligada a someterme a todos...y eso me produce grrrrrrrrrrrrr-...

    Com mi Amo ha sido completamente diferente...va limando sin darme cuenta mi ruda corteza y sin entenderlo...algo ha cambiado en mi...y estoy dejando de ser indomable, no me esfuerzo, no lo intento, sale espontaneo con El, y aunque tengo horrores aun por mejorar, noto que es El....

    Bueno ya te metí el rollo...perdona....

    Un besazo preciosa!

    ResponderEliminar
  4. Una cosa es lo que nos pensamos y otra muy distinta es lo que realmente somos, y lo vamos descubiendo paso a paso. Afortunadamente tenemos toda una vida para aprender y mejorar.

    Y la la frase "estoy dejando de ser indomable" te apunto lo siguiente: nada ni nadie es indomable, quien se considere así cierra grandes puertas a cosas bellas.

    Debemos ser firmes en nuestra valoración y a quien nos entregamos, payasos los hay hasta en la cola del supermercado así que imagina en un lugar donde piensan que pueden obtener sexo con morbo.

    Queda mucho trabajo por delante y toda una vida para hacerlo.

    Un beso muy dulce

    ResponderEliminar

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...