lunes, 15 de noviembre de 2010

mi Dueño, tu sumisa ...



Creo que el “miedo” que sentimos muchos sumisos es llegar a convertirnos en una rutina más para nuestro Dueño, sin embargo ahora se que este “miedo” también lo puede llegar a sentir el Amo.

El hecho que mi Dueño pueda tener esta preocupación hace que realmente vea la importancia que nuestra relación D/s tiene para ambos, me muestra como es una carretera de doble sentido donde ambos hemos entregado una parte de nuestra esencia al otro.

Como sumisa me siento afortunada y valorada y ello hace que quiera superarme aún más, que cada deseo suyo sea una alegre orden para mí.

Mi Señor tu imagina que yo obedezco.

Un beso muy dulce, te quiero mi Dueño.

1 comentario:

  1. Sin duda el temor a que la rutina se apodere de nuestras relaciones es algo qu todos tememos y tratamos de evitar.
    Y desde luego la carretera es de doble sentido, el amo y su sumisa son dos partes complementarias que se entregan, cada uno en su papel, el uno al otro.

    Un beso y mis respetos a tu Amo.

    ResponderEliminar

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...