domingo, 12 de septiembre de 2010

Lee ...



Mi Dueño lleva unos días fuera, esta de vacaciones en Canarias ¡que cabrón! (me la suda que se enfade) que este año no ha parado en torreta así que yo estoy de lo mas aburrida más que de costumbre y como siempre que me pillan estos aburrimientos y antes de que llegue el bajón tonto he vuelto a una afición que adquirí con nueve años, esos años en los que el verano se hacia interminable (afortunadamente), lo pasaba en la alquería con mis abuelos paternos y mi abuelo tenía la costumbre de ponerse debajo de la higuera a leer novelas de Estefania.

Una tarde de verano de esas en las que las chicharras no paran de cantar el calor es insoportable porque le acompaña la humedad que siempre tenemos por estas tierras y la buena mujer ya aburrida o tal vez desesperada de oir “¡abuela me aburro!” y no se si la memoria me engaña o me lo he inventado yo con el paso de los años; resuena en mi memoria… “cielo ve a darle un poco por culo al abuelo” y así me senté a su lado bajo la higuera y le dije:-“abuelo me aburro”, él sin inmutarse, con su caliqueño entre los labios, el gorro de paja en verano y la boina en invierno – no se si le he visto alguna vez la cabeza descubierta- tomo una novela del montón y me dijo, lee…

Allí estuvimos los dos juntos hasta que la abuela llamo para la cena, ahora cuando me aburro y empiezo a desesperar leo, no tomo literalmente la novela de Estefania, vuelvo al Conde de Montecristo, una y otra vez.

Dulces sueños, un beso muy dulce

7 comentarios:

  1. ¡Y qué te voy a decir yo que si no llevo un libro en el bolso me pongo nerviosa! Que me parece el mejor remedio para no echar tanto de menos a tu Amo...aunque hacerlo sea imposible.

    Besitos bruji.

    ResponderEliminar
  2. La niñez...
    La infancia...

    Fuí feliz, muy feliz... y recuerdo perfectamente los consejos de mi abuela... y como tu, los libros siempre fueron mis mejores aliados en esas tardes de verano...

    Gracias por hacermelas revivir en estos momentos...

    Petonets desde mi sentir mediterraneo

    ResponderEliminar
  3. Coincido con las tres, siempre tengo que llevar un libro conmigo de no ser asi no seria yo; aunque de pequeña lo que hacia en verano era pasarme horas y horas nadando en la playa por que aburria en la arena, no soy capaz de estar vuelta y vuelta sobre la toalla. Mi pobre padre me tenia que sacar, literalmente, del agua.

    Un beso muy dulce cielo

    ResponderEliminar
  4. Que suerte niña.. yo le decia a mi abuela,abuela me aburro y a la cuarta o quinta vez de decirselo me soltaba
    pilla una piedra y date unos golpecitos en la espinilla veras como se te pasa el aburrimiento,
    cuando le decia abuelaaa eso duele,,,,,
    me decia pero a que ya no estas aburrida??

    nos vamos de vacaciones en un crucero y nos aburrimos juntas??
    seguro que no necesitamos ni libros ni piedras

    ResponderEliminar
  5. como dicen a mi tambien me has hecho recordar mi niñez y a mi abuela pero lo de leer es una contumbre que tengo desde siempre asi que eso debe ser que yo no me aburro ya de esperar a nadie jajajajam un beso cielo

    ResponderEliminar
  6. sialbeya, solo espero que cuando lo empiece a echar de mas tambien me distraiga un buen libro ;) jajajajajaja

    rossella de AnP, me encanta perderme recordando la infancia, solo a veces noto la espinita de que en la inocencia infantil no haber estado mas tiempo con mis abuelos y eso que estuve mucho pero a ratos me parece tan poco...

    Juliette cielo a mi la que me sacaba de la playa era una perra que teniamos, en aquellos tiempos si podias ir con ella a la playa y disfrutar el mar juntas... lástima que se haya perdido otra cosa...

    Malisima jajajaja eso también me lo decía mi otra abuela jajajajaja. Me apunto a ese crucero pero ¿tu eres consciente de lo que es tenerme en un barco en alta mar? (y no me mareo) jajajajajaja

    amira, en realidad mas que por esperar uso la lectura para evitar ozu, que cada vez que me aburro alguna lio, asi que mejor ocupadita.... jajajajaja

    Un beso muy dulce preciosas, me encanta teneros sentadas en el salon de mi casa

    ResponderEliminar

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...