sábado, 4 de septiembre de 2010

Antes de que me abrace Morfeo....



Es curioso como nuestra mente a veces se convierte en nuestro peor enemigo, es como si se negase a que la satisfacción y la felicidad consiga echar raíces y en esos momentos previos a que Morfeo te tome en sus brazos empieza a realizar una serie de preguntas, con malísima intención para descolocar tu pequeña paz y sembrar la duda.

Y esto no siempre lo hace en lo que se refiere a tus relaciones afectivas, usa las laborares, económicas, etc…

Ese momento previo al dulce sueño, donde intentas dejar la mente en blanco debería estar prohibido sobre todo esos en los que negándote a que cualquier preocupación te quite el sueño, lo que pasa es que empiezas a rememorar comportamientos del pasado, relaciones, etc…

Curiosamente la distancia y el tiempo te da una perspectiva mucho mas realista de lo que fue y si realmente eres honrado contigo mismo, reconoces los errores cometidos, cuando has sido descaradamente manipulado, eso es algo mucho mas duro de reconocer, porque te deja en el papel de idiota absoluto.

Y te cuestionas ¿como no lo vi venir?, muy sencillo porque en ese momento estabas involucrada, no sabias lo que sabes ahora, porque el tiempo también facilita información y lo que es peor, la fidelidad a unas ideas, convencionalismos, amistad, protocolo te impedían verlo.

Esto me ha recordado una relación que mantuve hace mucho tiempo ya con cierto hombre que tal vez si él no hubiese sido así ni yo tampoco como soy nuestra relación hubiese llegado a algún punto, sin embargo nos despedidos sin tan siquiera haber empezado el camino juntos con un sabor amargo de boca y sin embargo con una maravillosa noche de verano como recuerdo dulce.

Imagino que debería de habernos servido de señal el que al llegar al hotel no encontrasen la reserva, que la habitación que al final acepto le faltaba a la ventana un cristal, que el menú de la cena fuese lamentable y que mi teléfono no parase de sonar.

Afortunadamente y como había dicho era verano, la vista de la habitación daba al parking… sin embargo fue una buena noche, una muy buena noche pero quedo como un espejismo, a veces me pregunto si realmente existió o simplemente lo imagine, pero ese momento previo a dormir me recuerda que sí hubo esa noches y también lo que paso luego.

No me lamento de nada, ya que de nada vale a estas alturas, sin embargo mi mente esperando a Morfeo se empeña…

Un beso muy dulce

4 comentarios:

  1. La mente es muxa mente y aunke nos empeñemos en dejarla en blanco en esos momentos, ella hace lo k le viene en gana... y a veces se agradece y otras se detesta... pero está ahí y forma parte de nuestro andar y nuestro camino hasta llegar a lo k somos ahora...

    De todas formas... ponle una sonrisa a ese bello rostro y entregate luego a Morfeo ;)

    Petonets desde mi sentir mediterraneo mi preciosa shurime

    ResponderEliminar
  2. Anoche espere a Morfeo con un bote de nata... jejejejeje
    Un beso muy dulce ;)

    ResponderEliminar
  3. Seria la noxe???

    porke yo lo esperé con uno de xocolate :P jajajajajajajaa

    Petonets desde mi sentir mediterraneo preciosa mia

    ResponderEliminar
  4. jajajajajaja así llego de agotado... jajajajajaja
    Un beso para ti tambien cielo

    ResponderEliminar

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...