lunes, 5 de julio de 2010

Cuarto y mitad de realidad... ¡Por favor!



Muchas veces cegados por nuestro ego no vemos el regalo que estamos recibiendo, no vemos a quien tenemos enfrente y lo que nos esta dando a manos llenan.

Simplemente se tiene la vista demasiado distraída en los farolillos de colores que hay alrededor, que parecen brillar mucho más que el nuestro.

Esta opinión se puede aplicar tanto a la parte Dominante como a la sumisa, por qué aún a pesar de que solo se califica a estos primeros de falsos y demás bellos adjetivos que crea una fama tan terrorífica que me hace preguntarme como es posible que quede alguno. Porque resultan que son los malos malísimos, como si los sumisos fuésemos santos, tomamos el rol en lugar de la persona.

Me he dado cuenta que los topos suelen ser tristes personajes (ambos roles) que no se comen un colín en la vida y de pronto descubren que el BDSM es casa Paca donde es mas fácil pegarse una paja engañando o no a un “alma candida”.

Esta mañana me he tomado mi pastilla para no soñar y mi dosis de realismo, no es que haya surgido algún tipo de problema entre mi Dueño y yo, todo esta feliz, sosegado y amoroso. Por ese motivo procuro de vez en cuando bajar de mi pequeño Olimpo y poner los pies en tierra, recordar la miseria y lo que somos en realidad.

Seres débiles fáciles de tentar, ¡vamos si el demonio lo consiguió con una insulsa manzana!, mira que hay cosas buenas para tentar a alguien, pues para demostrar a la humanidad lo absurdos que somos, tomo una triste, patética e insípida manzana.

Lo cual me hace pensar y si mi memoria no anda peor de lo que pienso Eva fue la que mordió la manzana y se la ofreció a Adán... pero... teniendo en cuenta que eran “matrimonio” es que el timo-invento aún no estaba patentado no seria mas bien... ¡Eva quiero una manzana, me da igual que este prohibida mi madre seguro que me la daría enseguida y pruébala primero que no queme!

Es curioso como un Dominante te cuida, te mima, etc... y cuando lo que tienes es un marido... me reservo la opinión.

A lo que iba antes de perderme en patochadas, de vez en cuando conviene tomarnos una pequeña dosis de realidad, no por nada malo en particular si no para que los pies no abandonen el suelo, para no endiosar a quien no se debe ya que tanto un rol como otro al fin y al cabo son seres humanos por lo que errare humanum est.

Estoy bien y feliz como nunca, tranquila y lo que es más y sobre todo extraño, jejejeje, centrada. ¡Quién me ha visto y quien me ve! Solo se que se una cosa, vivir, disfrutar, saborear cada momento que tenemos sin pensar en el futuro, cuando llegue seguiremos masticándolo.

No me había dado cuenta hasta hace poco el regalo tan hermoso que me habías hecho, un regalo que no se ve pero que esta ahí, mi pequeña caja de besos para cuando estoy triste o he tenido un día duro en los que tan solo me apetece estar encogida en un rincón.

Un beso muy dulce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...