martes, 15 de junio de 2010

Mantener el equilibrio...



Llevo una pequeña temporada replanteándome seriamente lo que es importante y lo que no lo es. Lo que debo dejar que se convierta en el eje de mi vida y lo que no, y he descubierto que no soy feliz sin mi pequeña parcela de BDSM pero tampoco lo soy viviendo y pensando solo en el BDSM.

Adoro mi condición de sumisa, sin embargo me he dado cuenta que no es el eje de mí vida, tal vez sea por el momento actual que vivo, las obligaciones o simple y llanamente porque mi compromiso tiene un limite que yo misma me he impuesto o creo habérmelo impuesto cuando es la vida la que lo ha hecho.

He aprendido con más esfuerzo que menos que lo primero es indiscutible, que mis obligaciones personales son parte de mi sumisión, es curioso que no lo viese yo misma y que me lo tuviese que enseñar mi Dueño. O tal vez ha sido el único Amo que ha sabido lo que es tener una sumisa de verdad y no un simple trozo de carne para jugar como los anteriores.

Puede resultar duro esto que digo pero a veces, leyendo a Dominantes u oyendo sus comentarios me dan la sensación de que a la sumisa la consideran tan simplemente un trozo de carne dispuesto a proporcionarle su placer. Alguien que no debe soñar ni sentir solo una pieza para ser castigada, usada o cedida.

Solo les falta al terminar la relación porque antes seria perjudicarse a ellos mismos, tomar la cabeza de la sumisa y colgarla en la pared de la biblioteca o mejor dicho su mazmorra.

Me viene a la cabeza una temporada en el pasado, cuando aún frecuentaba los chats que casualmente con todo Dominante con el que mantenías una conversación resultaba que tenía en su casa una mazmorra, y allí se pasaban horas rellenando una pagina en blanco contándote como era, lo que tenía, etc... etc.. etc...

Lo mas divertido de todo, es que ellos se lo iban creyendo tal y como te lo iban contando y yo que soy muy cabrona y aún mas cuando detecto que se intentan quedar conmigo, iba dejando comentarios del tipo. ¡Que maravilloso! Al tiempo que me iba haciendo la manicura francesa, que exige gran concentración para que salga la línea limpia.

Y él engrandecido, contando batallitas, pensando que ya tiene sumisa. Tengo un sentido del humor muy extraño normalmente me ofende lo que a otros resbala y me divierte lo que suele sacar de las casillas a los demás, así que es de suponer que con ese tipo de privados o conversaciones disfrutaba como una cosaca en pleno abordaje de un galeón español cargado de oro.

A lo que iba que ya me he despistado, ni soy solo la mujer ni soy solo la sumisa, ninguna mitad es más importante que la otra, ni sustituye.

Necesito mis ratos entregada al mismo tiempo que necesito mis ratos libres, el blanco y el negro para crear toda una gama de grises y a partir de ahí el arcoiris.

Este fin de semana pasado solo ha existido la mujer, hacia muchisimo tiempo que ella estaba guardada en el cajón de abajo del mueble del fondo, hacia tiempo que no disfrutaba el sabor de una manzana de caramelo sin pensar en el placer de notar ese caramelo cayendo en mi cuerpo estando aún caliente.

Solo he visto lo que había, sin imaginar mil y una posibilidades, juegos y “perversiones”. Me ha gustado ser solo yo, sin Amo, sin obligaciones pero... solo un ratito... lo he echado terriblemente de menos. Mi collar ya ha vuelto a su sitio, aunque amordazado nunca ha dejado mi corazón este fin de semana.

7 comentarios:

  1. En el equilibrio se haya muchas veces la felicidad... o al menos esa paz y armonía que echamos en falta después de un tiempo sin ella, nunca somos una cosa u otra, sino una fusión de muchas sensaciones, necesidades, gustos, actitudes, pensamientos, etcétera.

    Yo misma también ando inmersa en cierto relax que ya echaba de menos, dejando cualquier cosa que se parezca a obligación, deber o exigencia a un lado, y simplemente ser yo como persona... será que se acerca la época de vacaciones y a todos nos afecta jajaja ;)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Si logras mantener el equilibrio ole por ti nena y palante que en eso creo que consiste el éxito de todo en esta vida, cada uno sabe como lograr el suyo propio y tu Amo valorara ser parte de el.

    Besitos de canela.

    ResponderEliminar
  3. No le damos la importancia que tiene hasta que algo la altera y ya no notas que tus pulmones se llenan al respirar. A veces es la vida, otras las personas que tenemos alrededor y muchas veces somos nosotros mismos.
    Me he dado cuenta que pierdo mi objetividad con mucha frecuencia pero supongo o intuyo que es el cumulo de sentimientos que desbordan y a veces me supera.
    Me resulta dificil en extremo, yo que siempre he sido tan cerebrar encontrarme ahora tan regida por mis sentimientos... es curiosa la vida... muy curiosa y la que nos montamos... mas
    Un beso muy dulce cielo

    ResponderEliminar
  4. alexia {All} ains cielo tengo un trabajo de titanes ante mi... me encuentro sorprendida con muchos "sentires" que desconocia... pero paso a paso se va intentando. Él siempre esta incluido, como le dije un dia... ni con agua caliente me despegas... jajajajaja
    Un beso muy dulce cielo... y me voy para tu blog que tengo mucho pendiente... jejejejeje

    ResponderEliminar
  5. Puedes llamarme Hotdevil, soy novato en este mundo de amos y sumisas, pero me resulta muy
    excitante,la idea de tener una una sumisa para
    que me de placer y dárselo yo también a ella, que me obedezca y ser al mismo tiempo fuerte y delicado,la verdad es que todos tenemos un YING y un YANG , nadie és sólo Amo ó Sumisa, eso son sólo partes de un todo que debemos aceptar si queremos aceptarnos a nosotros mismos, con nuestras contradicciones, nuestra Luz y nuestras sombras sólo si entendemos eso podemos ser libres
    y vivir la vida en paz y armonía.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Ah el placer de hacerse la manicura francesa mientras te carcajeas sola no tiene precio...yo soy la de las preguntas...en las que se contradicen y luego me río más aún...
    También de los que me dicen que los necesito...en eso supongo que gana la mujer en mí,pero ¿como no? la mujer lo es todo e incluye la sumisión y el control y el límite de la mísma como dices.No me gusta idealizar las cosas,ni me sentiré menos por llegar a menos,la meta de unos y otros es diferente.
    También pongo los ojos en blanco ante los que teniendo expectativas completamente distintas tratan de convercerte,es algo muy irresponsable.
    Equilibrio es siempre la clave aunque habra veces que sentiras con intensidad algo y dicen que toda intensidad supone un sacrificio del yo...¿interesante verdad?
    un besito ^^

    ResponderEliminar
  7. jejejejeje... eres mas perversa que yo... ¡me gusta! jajajajajaja
    Muy interesante... sobre todo para una persona que no tenia muy claro eso del sacrificio del yo... pero es cierto, a veces para conseguir el equilibrio es preciso y necesario.
    Bueno y de la prepotencia de los que sin conocerte saben mejor que tu lo que estas buscando... sin comentarios
    Un beso muy dulce

    ResponderEliminar

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...