martes, 29 de junio de 2010

Añorar... llorar...



Cuando no conoces algo es fácil vivir sin ello, sabes que hay una ausencia pero como no sabes que es sigues tu camino sin darle muchas vueltas, tal vez algún día de bajón y poco más.

Sin embargo, cuando por fin se abren las puertas del paraíso, cuando tu cuerpo conoce y reconoce una sensación, un olor, un toque, a su Dueño todo cambia.

Ya no ves el mundo igual, ni lo hueles, oyes o sientes, todo absolutamente todo gira en torno a su presencia.

Los días se hacen largos, las noches eternas y estas viviendo media vida y en algunos momentos de debilidad te preguntas si realmente merece la pena.

Merece la pena esa angustia, esa añoranza, el dolor del alma por no poder estar totalmente tanto física como mental a sus pies.

El día que te enrabietas dices que no, que no compensa ese sufrimiento que lo aparcas todo y sigues adelante, sin embargo al segundo recuerdas su sonrisa, su mirada de orgullo cuando ve que vas superando esas pequeñas metas que veías tan inalcanzables y si, merece la pena.

La distancia a pesar de existir desaparece, la cama aún a pesar de seguir vacía cada noche no sabes como pero tiene su olor y día a día vas dando algo mas de ti que ni tan siquiera sabías que tenías para dar.

Esta noche te he añorado más que nunca y sin embargo has estado conmigo más que nunca.

Te quiero y más mi Dueño

5 comentarios:

  1. que bonito es cuando se siente eso, y tu tienes mucha suerte de tener alguien que te hace sentir asi que disfrutalo a cada momento que puedas un beso cielo

    ResponderEliminar
  2. Sentimientos, sueños, aromas, sabores, todo te inunda, todo replandece, como la luna se refleja en el agua y se funde en ella, la ves quieta, pero se balancea junto a las olas para conciliar tus sueños.

    ResponderEliminar
  3. Algunas veces deseamos cambiarlo todo y vivir solo con el dueño de nuestros sueños, tu bien sabes que no siempre es posible pero tu opción a sentirle cerca, disfrutar de el aún en la distancia es otra manera de seguir haciendo lo que debemos iluminadas con la fuerza de aquello que nos llena por completo.
    Besitos de canela guapa.

    ResponderEliminar
  4. Merece la pena, aun con el dolor de la distancia. con la ausencia y la ñoranza....


    que seriamos sin Esa entrega.....

    ResponderEliminar
  5. Honestamente he de reconocer que siendo como soy, pensando como pienso si ello no compensase de algún modo no me encontraria sufriendo esta pequeña tortura.
    No siempre es todo como nos gustaría sin embargo creo que si aprovechamos lo bueno que se nos pueda ofrecer en cada momento, vivirlo y disfrutarlo los malos por así decirlo se llevan del mismo modo que se lleva el madrugar para trabajar ;)
    Un beso muy dulce y gracias por venir.

    ResponderEliminar

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...