viernes, 12 de marzo de 2010

¿A que huele la felicidad?

Algunos días a talco, lavanda, pan tostado, leña, caramelo… otros simplemente a mujer, agridulce, sensual…

Esta mañana cuando me he levantado notaba en mi habitación un suave aroma a lavanda, es un olor que siempre me lleva a mi niñez, a mi abuela guardando las sabanas en el armario de la ropa blanca, porque mi abuela era una dama de antaño que usaba almidón, toda la ropa de hogar era blanca ni un solo color que rompiese la delicadeza de una nube de verano.

Me encantaba sentarme en el suelo y oler la ropa que había en el armario, el truco estaba en las ramitas de lavanda que colgaba en la parte interior de las puertas o los saquitos que había en cada estante.

Creo que adoro ese olor porque me recuerda a los días pasados con ella, sentadas mirando llover o simplemente merendando una rebanada de pan tostado con un chorrito de aceite de oliva.

Aún ahora mi olor de la felicidad es la lavanda, tengo lavanda plantada en el jardín, me gusta abrir los armarios y olerla… yo también tengo mi armario de ropa blanca, con ropa blanca que huele a felicidad.

Dulces sueños, te quiero mi amor (y mucho mas)

1 comentario:

  1. Que lindas palabras y como me han recordado a mi misma infancia...yo también tengo lavanda en casa porque me encanta su aroma, por sus recuerdos...

    Un cálido beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...