jueves, 18 de marzo de 2010

¡Primavera!, la sangre altera....



Este sábado entramos ya en la primavera, después de un duro invierno y de haber helado tantos corazones, poco a poco el calor va derritiendo las nieves, aunque teniendo en cuenta que en primavera la sangre altera... me da miedo que sorpresas me puedo ir encontrando.
 
Como no tengo ganas de hacer absolutamente nada que no sea dejar volar mi imaginación me he puesto a pensar, y me han salido así de golpe un montón de probabilidades, algunos decidirán formar una cuadra... sigo siendo de la opinión que quien mucho abarca poco aprieta... aunque como leí una vez por ahí, - “me encanta que mi Dueño tenga cuatro sumisas... no me agobia tanto y me deja tiempo libre para mis juegos” ¡TOMA YA! Jajajajaja con dos... ains... y luego cara la galería... es la mas mejor, una sumisa obediente (de los deseos propios), respetuosa (di que si... que los cuernos te los planta con todo el respeto), servil (a todo el que se le planta por delante) y un dama (ejem... en eso estoy de acuerdo... solo una dama tiene el arte de pegársela y encima que le den las gracias). Y como guinda del pastel se permite el lujo de dar lecciones... censurar y criticar... por cierto hace ya tiempo que no me la he vuelto a encontrar...

Me he dado cuenta que en este ultimo año he perdido la “inocencia” y la venda de mis ojos ha caído... y he empezado a ver las cosas como realmente son, he ido sumando todo lo visto por ahí, me he llevado terribles desilusiones, comportamientos de gente que nunca imagine que tuviesen, yo también he tenido comportamientos de los cuales no estoy nada orgullosa.

Sin embargo espero no haber perdido la ilusión de seguir conociendo y aprendiendo.

Anoche mientras mi Dueño y yo charlábamos un rato, no pusimos a recordar los viejos tiempos... esos en los que el me perseguía sin tregua, con el objetivo fijado y yo andaba mas escurridiza que una lagartija. Al final llego a la conclusión que las demás desaparecieron de su objetivo ante el reto que representaba “mi caza” y que conste en acta que no me hacia la interesante... sino que efectivamente le iba esquivando... a veces mas sutilmente que otras... jajajaja...

Si lo piensas es hermoso el periodo de la conquista, de la caza... el ir descubriendo día a día que te apetece verle (eso si se deja ver... que se yo de uno que me costo mares y sudores...) el darte cuenta una mañana que te encanta contarle como ha ido el día anterior, oír su voz, como le gustaría que te vistieses al día siguiente, porque si es inteligente al principio sugiere... y sin darte cuenta ahí estas dándole gusto, mandándole una foto para que vea que “le has obedecido” y de pronto un día charlando y cuando él menos se lo espera le dices, ¿Cómo ordena MI SEÑOR que vista mañana? La pantalla se queda muerta un par de minutos.... no sabes si anda pelando la pava con otra o te lo has dejado catatónico por lo que le has dicho... y entonces sale .... ¿MI SEÑOR? ¿lo dices de verdad? Y tu piensas... ¡punto para la dama!, (ya le avisaste que por muy listo que fuese conseguirías dejarlo sin palabras, aunque te cuidas mucho de recordárselo, pero él lo ve en tu sonrisa... tal vez un año mas tarde te lo recuerde con cinco azotes de propina... jajajaja)

4 comentarios:

  1. Qué cosas!, cuanta razón tienes con el tiempo de conquista, que de cosquillas entran por mi cuerpo al pensarlo y recordarlo...

    ResponderEliminar
  2. si cielo... esas mariposas cantarinas!!!
    jo pues yo llevo casi dos años con ellas en el estomago.... mmmmmm

    Me voy a llamar a mi Dueño... jajajajaja

    dulces besos

    ResponderEliminar
  3. Buenos dias :)

    Cuando puedas pasate por "Mi sentir" k allí tienes algo esperandote... para ti y para este blog...

    Petonets desde mi corazoncillo

    ResponderEliminar
  4. jejejejejeje... he pillado la "fragoneta" del vecino y me los he traido... jajajajajaja

    Gracias cielo, un muy dulce beso

    ResponderEliminar

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...