viernes, 5 de febrero de 2010

No me lo prohibas, que entonces lo querre...

Ya no recuerdo cuando fue, pero una de esas noches en las que tienes el dedo dislocado de tanto cambiar de canal tropecé en uno... ni idea.. donde hacían una película o serie... ni idea... pero hubo un detalle que me llamo mucho la atención.


La escena era de dos hombres hablando de lo duro que es educar a los hijos, uno se quejaba que no le hacía caso así que el otro le puso este ejemplo...

Fíjate en una cosa, seguramente Eva estaba toda feliz en el paraíso, ni tan siquiera se había fijado en la manzana, hasta que se lo prohibieron, a partir de ese momento no se la pudo quitar de la cabeza.

Pensando, pensando me he dado cuenta de la cantidad de cosas que no me habría fijado en ellas si no hubiese venido alguien a prohibirmelo. En ese momento llamo mi atención y lo quise.

Mi Señor nunca me ha prohibido nada, me ha comentado como de pasada lo que le gustaría, cuidándose muy mucho de decir... NO PUEDES... una de dos o es política de empresa o enseguida supo como soy.

Lo curioso de todo es que sin darme cuenta he dejado de hacer cosas que el no creía convenientes y he hecho lo que deseaba, suave... sin darme cuenta.

Tal vez otros Amos prefieran pasar la lista de lo permitido y no permitido para que su sumisa siga el guión, aunque he de confesar que me ha resultado mucho mas enriquecedor ir descubriendo con sus sutiles comentarios que le gusta y que no, me ha hecho estar mas atenta a él, a sus gustos, algún que otro disgusto le he costado porque cuando he puesto la locomotora a toda maquina estaba descontrolada, pero bueno eso ya fue hace mucho tiempo. Seguramente alguna sigo haciendo por ahí... bueno reconozco que a he hecho, me ha puesto buena cara al corte de pelo y me dice que le encanta, aunque soy consciente que echa de menos la coleta bien alta y tirante... pero crecerá... eso si... aun estoy por oír de sus labios eso no lo vuelvas a hacer, no lo ha necesitado porque se que no lo volveré a hacer.

Pensándolo tranquilamente estoy casi convencida que mis castigos son darme cuenta de lo que he hecho y si lo he desilusionado, no se ceba en ello, pero lo presiento y para mi es mas duro que si decidiese tenerme una hora de rodillas con los brazos en cruz sujetando unos libros.

Así que después de semejante "gamberrada" pienso asegurarme muy mucho que le gustan los tatuajes, que le gusta el que he elegido, porque mandan narices, tengo que adivinar lo que le gustaría si se da el caso que me tatuase. Ahora me esperan un par de meses de adivinación, de tanteo, porque como se lo pregunte a las claras me va ha decir que lo que yo haga bien estará... es que es... arggggggg... desde luego consigue tenerme de lo mas distraida... jajajajajaja

4 comentarios:

  1. Es mas lindo cuando una va conociendo poco a poco...a a traves de ese conocimento de Sus gustos y preferencias...se adivina que Le complace, que le desagrada....

    El Amo me ha prohibido pocas cosas, y han sido en realcion a gente que sabe que me hace daño, o que no me valora,que no me exponga, que me cuide...

    Y nada mas exquisito que obedecer.....


    besos. bella

    ResponderEliminar
  2. Haber la politica de empresa es que se consigue mas con una sutil caricia que con un porrazo pues por lo tanto caricias

    Y claro esta un azote de vez en cuando para no perder las formas

    pero una pregunta
    ¿Y lo que se divierte el?
    jajajajajajaja


    como verz los tontos montan relojes

    P.D .
    Adivina quien se ha adueñado de mi blog?

    ResponderEliminar
  3. jajajaja Herrero... un besazo para los dos

    ResponderEliminar
  4. o si jjadde, te sientes feliz cuando le das a el felicidad

    mil besos preciosa

    ResponderEliminar

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...