jueves, 4 de febrero de 2010

Chocolate negro con vainilla....



¿Como es posible que el tiempo que estas encerrado en el trabajo pase tan lento? y eso que se supone que estas "distraido", que entre café, cigarrito, teléfono con los colegas y charla con los compañeros te cargas un cuarto de la jornada , el otro cuarto de la mañana se va discutiendo con el ordenador, que se cuelga que lo reinicias, viene el informático y etc... etc.. etc..., nos queda un cuarto en el que tienes que hacer lo que no has hecho el resto del tiempo, por lo tanto vas de culo pero aún así.... ¡no hay manera que llegue la hora de salir!


Pues así llevo yo la semana... interminable y aburrida... No termino de creerme que por fin mañana sera viernes, que voy a estar el fin de semana, es decir 48 horas con la familia. La familia... que la mitad del tiempo no sabrías que hacer con ella, que la quieres mucho (lo supondremos) pero te das cuenta que cada día los soportas menos. Ellos achacan tu estado antisocial a una crisis existencial, que llevamos mal cumplir años.


Pues no ... lo que llevo mal es levantarme con un cabrón pegado al oído con un pitido de muy mala hostia, llevo mal no disponer del baño para arreglarme tranquila, llevo mal ir corriendo preparando desayunos y mochilas, ya puedo dejarlo todo mas que preparado por la noche que por la mañana igual tengo que correr.


Llevo mal el tener que saber o tener que saber donde narices ha dejado cada uno sus trastos, llevo mal tener siempre la hora pegada al culo, ¡joder!¡llevo mal vivir!


Y entonces pienso... un día mando todo a paseo, me busco un piso y me voy, no pienso discutir ni por la custodia, ya me dirán que fines de semana me toca y punto pelota, así no tendré que levantarme hora y media antes de la cuenta, desayunare tranquila, vamos tendré vida y cuando mas convencida estoy de ello, unas manos pequeñitas y suaves rodean mi cuello y me susurran al oído un te quiero mama... y ¡a la mierda con mis ideas! Mañana volveré a correr y a soñar, hasta que un pequeño diablillo me vuelva al paraíso.


¡Vaya! ¡que entrada mas vainilla!, pero no nos engañemos a veces... el helado de chocolate negro... necesita vainilla...


Dulces sueños, mi amor... mucho mas

4 comentarios:

  1. esto es una parte de la historia...
    http://www.youtube.com/watch?v=I1waQ_xymyI&feature=related

    besitos castos.
    Fdo. SPOCK

    ResponderEliminar
  2. mmmmm mil gracias estimado Señor!!!!

    besotes gordotes

    ResponderEliminar
  3. A veces todas deseamos escapar de nuestras vidas,solemos ser ilusas y creemos que existe una vida ideal, luego bajamos y ponemos los pies en la tierra y comprobamos que nuestra vida tiene muchos,muchos aciertos...sin ir mas lejos tenemos una familia,una casa,un trabajo,dinero,sueños,proyectos y vida,sera mejor pasar a vivirla lo mejor que podamos, o lamentarnos...soy partidaria de dejarme cautivar por ese abrazo del que te hace recordar que eres mucho mas que una mujer, eres libre de seguir o de parar, pero estoy convencida que un hijo nos hace ser felices a pesar de los pesares, por eso me gusta que su tierno abrazo te permita ver que le amas mas incluso que a ti misma, para ti shurime un gran beso y recuerda que eres afortunada.

    ResponderEliminar
  4. Si lo soy, aunque a veces me vuelvo tan "niñata" que lo olvido, pero siempre tengo ese abrazo o el susurro de mi Dueño que me lo recuerda...

    Un beso muy grande para ti

    ResponderEliminar

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...