jueves, 14 de enero de 2010

Amar...



He vuelto a tomar las buenas costumbres, esa de sentarme y meditar un rato. Hoy no hacía mucho frío, pero si un viento de espanto, consigue ponerme los nervios de punta y lo que es más no me gusta conducir con este tiempo pero no me queda otra así que si ya de normal soy puntual en exceso hoy aún mas.

Mi cita... recoger a mi hija en el colegio a las cinco... jejejeje ... ya me habría gustado a mi otra mas... mmmm... ¿como definirlo?, aunque pienso que no necesito aclararlo mucho...

Así pues he llegado con media hora de antelación, he puesto la música suave en el coche y he dejado a mi cerebro pasear a sus anchas... lógicamente lo primero que ha venido a mi mente has sido tu, cosa lógica y normal... pero al rato ha venido a mi mente una frase de Lord Byron, esas que lees al pie del día en algunas agendas y no sabes por que se quedan grabadas en tu mente.

"En su primera pasión, la mujer quiere al amante, en las demás sólo quiere al amor"

Pues... ¡DISCREPO! Total y absolutamente, es mas estoy convencida que en nuestra adolescencia de lo que nos enamoramos es de la idea del amor, de ese concepto que tenemos, lo malo es que con los años nos volvemos un poco cínicos, y evitamos enamorarnos o amar, aceptamos encariñarnos pero ha sido tan "grande" la desilusión que nos perdemos algunas experiencias.
Ahora me viene a la mente algo que me dijo mi dueño en su día, no busco ni novia, ni nada por el estilo, solo quiero una buena sumisa, no esperes amor.

Bien pensé, es lo que buscamos los dos, creo que la cosa puede funcionar así que veamos a ver que nos depara el futuro.... que cierto es eso de "sorpresas te da vida", ninguno de los dos lo quería y mucho menos lo buscaba y sin embargo poco a poco empezó ese sentimiento, primero respeto seguido del aprecio y un buen día en medio de una discusión allí estaban esas palabras TE QUIERO, así en mayúsculas en medio de una bronca y curiosamente no fui yo la primera en ponerlas.
Cuando las leí me quede helada, no lo esperaba y mucho menos lo imaginaba, mis sentimientos se habían fortalecido durante estos meses y no quería terminar de reconocerlos pero estaban ahí y fue él quien abrió la puerta y me hizo verlo.
Hay días en que me pregunto a donde iremos a parar, que nos depara el futuro, terminara como todas las relaciones que se viven en la distancia o por el contrario seremos siempre dos almas abrazadas cuyos cuerpos solo se rozaran levemente.
No quiero pensar en el futuro, no quiero pensar en lo que pasara, solo me limito a sentirlo y amarlo. Cada día a su lado es un sueño y no quiero despertarme.
Dulces sueños, te quiero mi amor.


2 comentarios:

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...