domingo, 15 de noviembre de 2009

¿La distancia es el olvido? o ...


A veces me sorprendo a mi misma con las cosas que llego a pensar y en que momentos las pienso.

Y desde luego hoy también ha ocurrido, estaba lavando a la perra (esta si que es de cuatro patas, lo aclaro por algunos adjetivos que se emplean...)así pues hoy no iba a ser menos así que entre estate quieta, jabón por aquí, agua por allá mi cerebro a la suya...

Entonces es cuando las ideas campan por sus anchas, al menos ahora consigo centrarme solo en un tema difícil porque enseguida salto de una cosa a otra. Pero como tengo la manía de que se debe terminar lo que se empieza... pues nada las meditaciones de una en una.

Entre las cinco o seis que pasaron por mi mente me quede con una en concreto, lo vi hace unos días en un foro y mas o menos le he ido dando vueltas al tema. Las relaciones a distancia.


La mía es relación a distancia... a mucha distancia, en la que respiran muchos deseos, ilusiones, metas. De momento lo llevamos, no digo ni bien ni mal, porque hay días mejores y otros peores.


A veces la confianza flaquea un poco por ambos lados, y esa noche en la que discutimos los dos nos vamos a dormir mal, poco a poco pasa, pero es algo que va mellando nuestra relación.


Llevamos mas de un año juntos y espero que nos queden muchos por delante. Hace algunos meses decidí no "amargarme" pensando cuanto durara nuestra relación o a donde nos llevara. He decidido disfrutarla, vivirla todo lo que pueda con mis cinco sentidos disfrutando cada momento y atesorándolo en la memoria.


Algún día en mi vejez, cuando me acurruque en la cama antes de que Morfeo venga a tomarme en sus brazos deseo saborear estos momentos de nuevo, esta felicidad plena, el sentirme amada, poseída, ser la única.

El haber sido lo mejor que le ha ocurrido en años, como me susurra al oído cada noche antes de su beso de buenas noches, ese elevar mi espíritu al paraíso.

¿Sería mas feliz si en lugar de tener esta relación a distancia, el fuese de Valencia? No lo se, porque la verdad es que no me imagino con ningún otro Dueño.

Y como cada vez que pienso en este tema, acabo confusa y tristona, ¿merece realmente la pena este dolor que a veces me oprime el pecho? Imagino que si, aunque hay días en que no lo veo por mucho que mire...

6 comentarios:

  1. Siento muy mio ese pensamiento que lanzas, esa última pregunta que dejas en el aire y, veces lo evito, me encoje el corazón.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. un tema muy delicado, muy triste y en muchas ocasiones desolador, sobre todo si existen sentimientos por el medio.
    no puedo dejar nada que sea objetivo.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  3. Otro beso para ti tambien Ana, somos fuertes y sabemos poner una sonrisa a esos momentos.

    ResponderEliminar
  4. Hola bella dama, en los momentos de "bajon" es muy duro, pero como le he dicho a Ana somos fuertes y contamos tambien con la voluntad de él... eso ayuda. Y también nos necesitan cuando ellos tienen esos momentos, que tambien se sienten tristes por no podernos tener a su lado, a sus pies o donde sea....
    Dulces besos

    ResponderEliminar
  5. Para mí la distancia no es el olvido shurime, creo que estando cerca, si no hay otro tipo de cosas (complicidad, confianza...) es más posible que se enfríe...
    Por cierto, me apunto al "blog de consejos de belleza para sumisas"

    ResponderEliminar
  6. Querer es poder! la distancia no tiene por que pasar factura... pero hay que ser realistas y a veces pasa...
    Estupendo!!! una chica mas para el blog... ains... que me estan entrando ganas....
    mil besos

    ResponderEliminar

Tu opinión es tan importante como la mía, haz como en tu casa pensando que estas en la mía...

Linkwithir

...